Comunicarse con el autor en linea

domingo, 8 de febrero de 2009

Anocheciendo




Las hojas vuelan amarradas a una brisa
y el invierno agoniza en el verdor de los jardines.

Crece dócil el breve tallo del ángelus.

Paseo por el parque oliendo margaritas
Atado a los espasmos del tiempo
figurado en el blasón de un trémulo ermitaño.

Te busco en el paisaje de mi flama
donde arde impetuoso tu recuerdo.
Te hablo desde el libro que escribes en mi pecho
con las letras que dejaste hecha voz en mis oídos.

Me abren paso las hormigas que trabajan a destajo
procurando la frescura de los brotes.
Me persiguen dos gritos con cadenas remendadas
Me espera el agua serena sobre el río.

Te nombre en el silencio que acecha tu distancia
te pienso en el instante en que siembras otra rosa.
Te prometo una promesa que jamás será cumplida
te cumplo los deseos que jamás los has deseado.

Y en ésta circunstancia en que te amo
a conciencia de saber que no te tengo,
acaricio tus latidos con el aire que respiro,
me bebo una tristeza desde el polen de una acacia.

El sol claudica al poder de sus espacios.
y se recuesta cansado por la vuelta de la esfera.
Ya la noche es una infanta introvertida
coqueteando con sus pálidas ojeras.

Walter Faila

2 comentarios:

FANNY JEM WONG dijo...

COMO SIEMPRE HERMOSOS TUS VERSOS
BESOTES
JEM WONG

Walter Faila dijo...

Gracias Princesa, un besito

google-site-verification: google01836a84e8d20a35.html