Comunicarse con el autor en linea

sábado, 19 de junio de 2010

Pálido Verso




Ésta terca costumbre
de beber la poesía y embriagar la locura
De encontrar lo que no busco
y alcanzar lo que no sueño
Ésta absurda ironía de ser piedra
y llenar de musgos mis mañanas.
Estas vanas ideas
de canjear en el verbo el latido y la risa,
de mirar sin miradas y quebrarme en las luces.
De calar en la noche una sombra confusa.
Estas huellas sin pasos,
éste nombre sin letras, ésta rama sin árbol.
Este beso sin labios,
esta voz sin palabras, éste mudo alarido.
Y aquel otro segundo, aquel otro momento,
Aquel soplo preciso
que alojaba mis manos en la piel de tu cuerpo
Aquel hijo dormido ¡ Magdalena ingenua!
que buscabas ansiosa
mirando mis ojos subir a tu vientre.
Aquel sitio prohibido de atisbos y leyes
Aquel trino extraviado,
aquél sol iracundo, aquel cuarto creciente.
Entre estos y aquellos han pasado los años
Ofrendé a tu memoria dos pedazos de alma
un nirvana de ensueños,
un clavel de obsesiones, un vellón de esperanzas.
Aterrizó mi lengua en misterios de pájaros
Despegó mi secreto palpitando las sienes
Intenté rescatar de tu cielo fugado
la última estrella… pero todo fue vano
Está torpe intriga
de borrar con los dedos las manchas del planeta
Esta resistencia inútil
de pensarte dormida ignorante del beso
De dormir con un sueño
y esperar sin anuncios milagrosos regresos.
Ésta maldita rutina de estar vivo, día a día,
en el sepulcro de la vida
De trepar a una espiga
masticando la harina del trigal y la hierba.
Esta herida tan triste,
éste claro de luna… éste pálido verso.-

2 comentarios:

FANNY JEM WONG dijo...

GRACIAS POR TODO LO QUE NOS REGALAS
BESOS
JEM WONG

Walter Faila dijo...

Gracias a ti por siempre Fanny Jem, un beso grande

google-site-verification: google01836a84e8d20a35.html