Comunicarse con el autor en linea

domingo, 30 de octubre de 2011

MAGDALENA




Prioritario es el orden, Magdalena,
no quites de tus hombros ese abrigo
que hay voluntades ajenas
a las dalias que traslucen tu vestido
Puedo, si gustas, servirte la cena
o beber contigo una copa de vino.
Hoy no quiero tus curvas perfectas
ni es preciso un costoso suspiro.
Solo quiero mirar en tus ojos
el mundo que llora contigo
guardando el silencio en tu alma
y la vida en tus senos de trigo.
Quien pudiera, por ti, Magdalena
borrar en el tiempo el olvido
que atesora la infancia y la risa
que se fue como un mero testigo.
Tus ojos hoy lloran, Magdalena,
denotan cansancio y martirio
yo no quiero beber de tu sangre
yo no quiero tus falsos suspiros.
Prioritario es el orden, Mujer,
tu dolor es tenaz y furtivo
Tengo a mi frente una piedra
que me mira con ojos de niño
que proyecta el fulgor de una estrella
y se aferra a la sombra de un grito.
¡Quien pudiera, por ti, Magdalena!
darte el amor y la paz, como un Cristo.

Walter Faila

2 comentarios:

María de la Cruz Díaz dijo...

Walter de todos tus poemas disfruto, más este, mas esta vez me diste en la yema del gusto con este poema.
Abrazos

Maricruz

Walter Faila dijo...

Gracias Limeñita, me alegro verte por aqui amiga, un beso grande

google-site-verification: google01836a84e8d20a35.html